Prepara una entrevista de trabajo

Conseguir una entrevista de trabajo es un momento muy emocionante, sobretodo las primeras veces, además es un paso muy importante para conseguir tus objetivos profesionales.

A lo largo de este artículo compartiremos contigo algunos consejos para que cuando llegue el gran día estés lo más preparado posible para causar una buena impresión y destacar ante el resto de candidatos.

Piensa en la entrevista como en una conversación que mantendrías con otra persona, quítale importancia y libérate de los nervios. Debes saber que una entrevista de trabajo también es una oportunidad para conocer la empresa más en profundidad y averiguar si serias capaz de trabajar bien en ella. 

Por tanto, para aumentar las posibilidades de realizar una buena entrevista lo principal es prepararla con anterioridad.

Antes de la entrevista

Investiga la empresa:

Lo primero de todo, es recabar información sobre la empresa (cuáles son sus valores, su trayectoria y objetivos, posición en el mercado etc…) para ello basta con eches un vistazo a la su página web y leas atentamente aquellas secciones que te puedan interesar. Otra forma de recabar información de la empresa es a través de periódicos digitales que te podrán situar en contexto .

Infórmate sobre el puesto de trabajo que vas a desempeñar

También es especialmente importante que recabes información sobre el puesto de trabajo en concreto, cuáles son las habilidades y competencias necesarias y compararlas con tus propias habilidades.

Ten en cuenta quién te hace la entrevista:

Puede ser interesante que averigües la persona que te va a realizar la entrevista de trabajo ya que dependiendo de su perfil tendrán unas necesidades diferentes. Trata de imaginar que buscaría en ti, por ejemplo un gerente o un responsable de recursos humanos.

Prepara las respuestas

En todas las entrevista de trabajo se suelen hacer una serie de preguntas típicas. Es recomendable que te las prepares con antelación para sonar convincente en las respuestas que ofrezcas al entrevistador. 

Algunas de las preguntas más comunes son:

  • ¿Cómo te describirías?
  • ¿Cuáles son tus fortalezas?
  • ¿Cuáles son tus debilidades?
  • ¿Dónde te ves dentro de 5 o 10 años?
  • ¿Por qué quieres trabajar aquí?

Cuando pienses en las respuestas, trata de hacerlo pensando en el puesto de trabajo al que aplicas y el perfil del entrevistador.

Durante la entrevista

El día de la entrevista es normal estar nervioso o impaciente. Pero puedes reducir los nervios habiendo preparado correctamente la entrevista con anterioridad. Trata de llegar entre 5 y 10 minutos antes de la hora fijada para la entrevista de trabajo. Si durante la espera te sientes ansioso e inquieto, hacer algunos ejercicios de respiración para ayudarte relajarte. 

Es importante, que adecues la ropa que lleves a la entrevista en función del puesto de trabajo. Lleva siempre tu currículum impreso.

Habla con claridad y seguridad, construyendo tu historia para remarcar tus capacidades y experiencia. Recuerda que el 70% de la comunicación es no verbal, esto significa que debes mostrarte abierto y seguro de ti mismo.

Da la mano con decisión, firme pero sin tratar de quedar por encima de nadie. La más correcto es ofrecer la mano perpendicular al suelo.

Es importante mantener contacto visual con el entrevistador durante la conversación, pero no mires fijamente y sin pestañear a los ojos del interlocutor (esto puede ser bastante intimidante). No cruces los brazos mientras hablas o escuchas, esta posición levanta una barrera psicológica con la otra persona. Trata de estar en sintonía con el entrevistador.

Después de la entrevista

Siempre es buena idea escribir un email de agradecimiento a la persona que te ha entrevistado. De esta forma, muestras tu interés y profesionalidad por formar parte de la empresa en cuestión.

Despídete de forma adecuada y utiliza frases como: Quedo a la espera de noticias por tu parte.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario